Todos tenemos un amigo, familiar o conocido al cual llamamos con algún apelativo (normalmente) cariñoso. Nos referimos al mote, esa palabra por la cual podemos denominar a alguien que se caracteriza por algo en concreto.

El mundo del motor está lleno de curiosidades y desde Financiatelo, en esta ocasión, vamos a hablaros del mote que los conductores pusieron a siete vehículos muy especiales que se vendieron en nuestro mercado.

Seat 1200/1430 (Bocanegra)

Este modelo de la marca es el primero desarrollado en la planta de Martorell. Bocanegra era el mote por el se conocía a este coupé de Seat que aprovechó un diseño descartado por la marca alemana NSU, y que se construyó con el chasis del Seat 127 y el motor del 124. El mote de Bocanegra vino dado por el paragolpes negro que envuelve todo el frontal del vehículo independientemente de su color de carrocería.

Talbot Horizon (Chorizón)

Económico, fiable, potente y cómodo, el Horizon fue uno de los coches más vendidos de los 80 gracias a sus numerosas versiones (tanto diésel como gasolina). El mote de Chorizón lo recibió por dos partes: por lo poco refinado de su diseño y porque varias unidades fueron adquiridas por la policía, la cual llevaba dentro a los “chorizos” detenidos.

Pegaso Z-203 (Mofletes)

Este modelo de la marca española de camiones se fabricó con motores gasolina inicialmente y poco después con motores diésel, fácilmente identificables por las distintas parrillas que montaban. El mote de Mofletes vino dado por el diseño de su cabina, visto de frente, da la sensación de ser una cara con unos grandes mofletes. Como curiosidad, se construyó con el volante a la derecha, para que el conductor pudiese controlar la cuneta de la carretera.

Renault 4L (4 Latas)

El 4L dio un giro a la gama de productos de la marca francesa Renault, abandonando el concepto todo atrás de modelos anteriores como el Dauphine, creando este utilitario barato, fiable y robusto. Tenía motor delantero, refrigerado por agua y tracción delantera, un esquema tan exitoso que se sigue utilizando hasta estos días. El 4L recibe popularmente el mote de 4 latas por lo fina que era la chapa de su carrocería.

BMW 3.0 CSL (Batmobile)

Las siglas CSL significan ´Coupé Sport Leichtbau´ (coupé, deportivo y ligero) y justo eso es lo que andaba buscando BMW para su compacto estrella de la época. La delegación deportiva de BMW (M) consiguió bajar el peso del coche disminuyendo el grosor de la carrocería y sustituyendo el acero por aluminio todos los paneles de puertas, aletas y capó. Sin duda su deportividad y su curiosa zaga, (alerones y aletas delanteras) le valieron para adjudicarle el mote de Batmobile.

Mercedes-Benz 300 SL (Alas de gaviota)

Este Mercedes es de esos que no te quitas de la cabeza por su extrema belleza y presencia. Si además le añadimos que sus puertas se abren hacía arriba, puede ser otro motivo más por el que no olvidarlo. Y es justo la forma de apertura de puertas la que le dio el mote de Alas de Gaviota. También se le recuerda por montar el primer motor de gasolina con inyección directa y ser uno de los primeros súperdeportivos fabricados de la historia.

Citroën C15 (Mula)

Al contrario que algunos de los modelos de esté listado, el Citroën C15 no era un prodigio de la técnica, pero sí un vehículo de los más robustos y fiables de los últimos tiempos. Estuvo disponible con mecánicas gasolina y diésel refrigeradas por agua. Algo curioso del modelo es que la C de su nombre hacia alusión a Citroën, mientras que el 15 correspondía a su MTAC (Masa Total Autorizada de Carga), referencia de su sector. Por eso se ganó a pulso el mote de Mula, porque podías cargarla hasta arriba.