Tu seguridad es lo más importante, y por eso, desde Finánciatelo no te aconsejamos comprar un vehículo con una edad superior a 10 años. Y no solo lo decimos nosotros, también lo advierte la Dirección General de Tráfico.

Aunque parezca que un par de años no es nada, hay una clara frontera – y peligros –  en los coches de más de 10 años.

Lo más importante: no viajas tan seguro

En primer lugar, y lo más importante: el riesgo de que tengamos un accidente y de que sea grave (o mortal) crece de manera exponencial. La DGT resalta especialmente en este informe que el riesgo de morir o sufrir una lesión con hospitalización aumenta con la antigüedad del vehículo más allá del estado de la carretera por la que circulemos. En comparación con los turismos con menos edad, el riesgo de fallecimiento es 1,6 veces superior en los turismos de 10 a 14 años y 2,2 veces superior en los coches de 15 a 19 años.

Los motivos que aumentan este riesgo son varios. Por un lado, la mayoría de los vehículos de más de 10 año carecen de importantes sistemas y equipamientos de seguridad tanto activos como pasivos. Por otro lado, también debemos tener en cuenta que es más probable que surjan durante la circulación averías o fallos mecánicos que puedan inducir a tener un accidente.

Según el último dato registrado por la DGT, para los turismos, la antigüedad media fue 12 años en todos los vehículos implicados en accidentes mortales, y 13,7 años cuando se seleccionan aquellos en los que se desplazaban las víctimas mortales; en el caso de las furgonetas, la antigüedad media fue de 10,1 y 12,8 años, respectivamente. De manera similar, en vías urbanas, la antigüedad media de los turismos implicados en accidentes mortales fue de 11,4 años, cifra inferior a la de los turismos en los que viajaban las víctimas mortales, que fue 13

 

Un ahorro que sale caro

Lógicamente si comparamos el precio del mismo modelo de coche con 6 años por ejemplo y con 11, vamos a ver una notable diferencia en precio. Pero ¿has pensado todo el coste adicional que tiene conducir un vehículo más antiguo?

Por un lado, tenemos un coste diario que euro a euro va sumando. No debemos olvidar el ahorro en combustible ¡que es mayor del que parece! Desde hace algo más de una década, entro en vigor la implantación de las normas anti contaminación aprobadas por la UE para los turismos, que ha ayudado a que los vehículos consuman menos combustible.

Por otro lado, ya sabes que un automóvil tiene elementos de desgaste que se deben sustituir cuando agotan su vida útil. Esto es un coste que, junto a revisiones y otros pequeños gastos mecánicos propios de la edad del coche hacen que un coche veterano, sea menos rentable de lo que parece.

No debes perder de vista que, un vehículo tiene muchos sistemas que deberían dudar toda la vida del coche, pero que, en el mundo real, se estropean con el paso de los años.

Aquí, algunos ejemplos:

  • Los sistemas electrónicos como el ABS, ESP, etc son una avería recurrente en coches de más de 10 años y tienen un coste de unos 500€, en función del taller.
  • Aun más importante es el tema de los airbags, que caducan a partir de los 10 años y que a partir de ese momento, el fabricante no puede garantizar que funcionasen al tener un accidente. El coste de cambiar cada unidad empieza en aproximadamente 600€ ¡multiplica por todos los del coche!
  • Los pretensores del cinturón de seguridad ayudan a retenernos en caso de accidente o frenazo busco. Hay de dos tipos: mecánicos y pirotécnicos. Ambos tienen una caducidad estimada de 10 años y el coste de cambio es de unos 200€ por unidad aproximadamente.

Podríamos seguir enumerándote elementos que deberás sustituir en un coche de más de diez años, pero con estas pequeñas pinceladas habrás podido comprobar que la inversión que requerirá un coche viejo no compensa.

Y recalcamos una idea, para nosotros la más importante: tu seguridad está en juego y no hay nada más valioso que la vida 😊